Tuberculosis

Tuberculosis

El 24 de marzo celebramos el día mundial de la tuberculosis. Es una oportunidad para brindar educación a nuestra población, y aprovechamos la fecha para crear conciencia sobre esta enfermedad que es tan común en nuestro entorno.

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria casi siempre afecta los pulmones, aunque puede también afectar otros órganos del cuerpo. Se calcula que un tercio de la población mundial está infectada por esta bacteria, aunque aún no presenten síntomas de enfermedad. Una de cada 10 personas infectadas desarrollará la enfermedad.

La infección se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando una persona está enferma, aunque no lo sepa, al toser, estornudar o escupir, expulsa las bacterias que causan esta enfermedad. Estas bacterias quedan flotando en el aire por un tiempo, y cuando otra persona inhala ese aire contaminado, puede quedar infectada.

Usualmente, una persona sana puede infectarse y nunca desarrollar la enfermedad. Sin embargo, cuando esta persona se enferma o su sistema inmune no puede luchar bien, las bacterias crecen y causan tuberculosis en el pulmón u otros órganos. Ejemplos de estas personas que pueden enfermarse con más facilidad incluyen:

  • Los ancianos y los niños.
  • Las personas infectadas por VIH.
  • Las personas que toman algún medicamento que baja las defensas del cuerpo.
  • Los malnutridos.
  • Los que viven en hacinamiento, es decir, que muchas personas viven en el mismo lugar y con poca ventilación.

Los síntomas más comunes de tuberculosis son los siguientes:

  • Tos persistente por 3 semanas o más, o tos con sangre.
  • Dolor de pecho, especialmente al respirar o toser.
  • Fiebre, especialmente durante las noches.
  • Fatiga.
  • Sudoración nocturna.
  • Pérdida de peso no explicable por dieta o ejercicio.

Si tiene un familiar o conoce a alguien con algunos de estos síntomas, comparta la información. Acudir al médico y recibir un diagnóstico temprano mejora mucho el pronóstico y previene que las personas a su alrededor se contagien. ¡Ayudemos a educar a nuestros seres queridos!